Acerca de

Bebé acostado

La Osteopatía Pediátrica es una disciplina cada vez más reconocida por su eficacia en el tratamiento y en la prevención de alteraciones en la infancia.  El abordaje diagnóstico y terapéutico está basado en técnicas manuales suaves, específicas y no invasivas.

Éstas son las indicaciones más frecuentes de tratamiento que abordamos en la consulta de Osteopatía Pediátrica:

  • Cólico del lactante

  • Reflujo gastroesofágico

  • Problemas de lactancia

  • Maloclusión / Deglución atípica

  • Estreñimiento

  • Tortícolis

  • Deformidad craneal / Solapamientos

  • Plagiocefalia / Platibasia

  • Obstrucción conducto lagrimal

  • Estrabismo 

  • Irritabilidad / Problemas de atención

  • Otitis media

  • Bronquiolitis

  • Displasia de cadera / Luxación congénita

  • Torsión tibial 

  • Pie aducto

  • Escoliosis 

  • Alteraciones de sueño

  • Retraso en el desarrollo motor, no integración reflejos primitivos.

 

Durante el parto la cabeza del bebé se moldea para atravesar el canal del parto. Con el paso de los días esas sobreposiciones de los huesos craneales deben desaparecer pero hay casos en los que esta recuperación no se produce al 100% debido a tensiones membranosas. Estas tensiones son resultado de las presiones soportadas tanto durante el parto (fase expulsiva prolongada y/o difícil, uso de instrumentos como fórceps o kiwi, vuelta de cordón, pelvis menor estrecha, cesárea, maniobra de kristeller, partos de nalgas o podálicos, bebés prematuros...), como durante el embarazo (en caso de mal posición intrauterina, embarazo múltiple...)

La tensión membranosa intracraneal asociada puede causar irritación en los nervios craneales tales como el X par craneal o Neumogástrico cuyas consecuencias se verán en alteraciones de sistema gastrointestinal como el cólico del lactante, el rechazo al alimento por espasmo diafragmático.. Los nervios Trigémino, Hipogloso y Glosofaríngeo influyendo en la capacidad de succión, la movilidad y el funcionamiento de algunas estructuras a nivel orofacial, imposibilitando el buen agarre al pecho. El XI par craneal o nervio Espinal causando tortícolis... Se ven comprometidas estructuras relacionadas con la base del cráneo, como es la sincondrosis esfenobasilar y con ella, la hipófisis. 


El bebé puede mostrarse intranquilo e irritado, adoptar posiciones en extensión o asimétricas en busca de alivio de la tensión que siente.

 

Estas alteraciones condicionan el crecimiento y el desarrollo, pudiendo ocasionar patologías en el futuro.

El tratamiento osteopático del recién nacido en las primeras semanas/meses de vida tiene como objetivo restablecer el equilibrio funcional global, reducir las tensiones membranosas existentes y recuperar la fluidez de movimiento de las estructuras óseas afectadas, eliminando la irritación de los pares craneales comprometidos. 

Osteopatía
Pediátrica